Crezu

Importe

100 - 1.500 €

Duración

61 - 90 días

Edad

18 años
Ejemplo: 300 € a 90 días. TAE: 297.23%. Total: 522.35 €. Plazo mín: 61 días. Plazo máx: 90 días.

El Día del Trabajador y el Impacto de los Días Festivos en la Economía

El impacto del Día del Trabajo en la economía

El Día Internacional del Trabajador o Día del Trabajo como se le conoce en muchos países, es una celebración de la clase trabajadora y los trabajadores. Es una fiesta promovida por el Movimiento Laboral Internacional y se celebra el 1 de mayo.

El Día del Trabajo es una celebración que no requiere decoraciones tradicionales ni obsequios. Es básicamente un día libre en honor al trabajo (un poco irónico, lo sabemos), pero también es un día con una historia y un significado extraordinarios. Hoy en día, afortunadamente, es difícil imaginar que hubo un momento en que los trabajadores no tenían derechos ni días libres, a menos que estuvieran muy enfermos y físicamente incapaces de trabajar. Las jornadas laborales también eran mucho más largas en el pasado. En el apogeo de la Revolución Industrial, la gente se mudó del campo y pasaron de los trabajos agrícolas tradicionales a las fábricas en la ciudad. Esto sucedió hacia fines del siglo XIX, cuando las personas trabajaban alrededor de 12 horas todos los días, incluidos los fines de semana, solo para sobrevivir. De hecho, el concepto de “fines de semana” aún no se había introducido. Adicionalmente, el trabajo infantil era algo común. Se podían encontrar fácilmente niños a la edad de 5 años trabajando en fábricas y minas. Las condiciones de trabajo eran muy malas, la vida de las personas a menudo corría peligro, los trabajadores tenían acceso limitado al agua potable, el aire fresco e incluso, a la luz solar natural y los sanitarios. En resumen, todos los días trabajaban personas de todas las edades, siempre que hubiera suficiente luz solar para trabajar, en muy malas condiciones laborales.

Actualmente, la mayoría de nosotros tenemos la suerte de trabajar en condiciones seguras y agradables, tenemos departamentos de recursos humanos, sindicatos y normas laborales que protegen al empleado. Hoy en día es común tener una jornada de 8 horas de trabajo y fines de semana libres, es decir, semanas laborales de 40 horas. Por otro lado, la discusión actual es sobre la reducción de la jornada laboral a 6 horas diarias o tener una semana laboral de 4 días, reduciendo así las horas semanales a 30-32. Sin duda, el progreso que ha logrado la sociedad con respecto al establecimiento de leyes que protejan al trabajador ha sido notorio y, por ello, podemos agradecer a algunos valientes visionarios de Estados Unidos. Pero ¿por qué? Porque movimientos sindicales de base se reunieron para discutir acerca de los derechos humanos en el lugar de trabajo, introdujeron el concepto de jornadas laborales de 8 horas, fines de semana libres, así como otras mejoras en las condiciones laborales. Lamentablemente, este concepto fue revolucionario y no se produjo sin una reacción violenta por parte de los empleadores.

Entonces, ¿qué tiene que ver todo esto con el 1 de mayo? El 1 de mayo de 1886, la Federación Estadounidense del Trabajo inició campañas para establecer la jornada laboral legal de 8 horas. Cientos de miles de trabajadores comenzaron a protestar en todo el territorio de Estados Unidos, siendo las manifestaciones más grandes en Chicago. Todo culminó tres días después, el 4 de mayo en la Haymarket Square de Chicago, donde varios manifestantes y policías fueron baleados, heridos y asesinados. El 1 de mayo pasó a ser un evento anual y también el Día Internacional del Trabajador, gracias a la afiliación de los socialdemócratas a la Segunda Internacional. La Segunda Internacional (organización formada por los partidos socialistas y laboristas) fue sucesora de la Asociación Internacional de Trabajadores y surgió como un apoyo a las campañas de demanda de la clase trabajadora por jornadas laborales de 8 horas.

En 1904 durante la Sexta Conferencia de la Segunda Internacional, los sindicatos y los partidos socialdemócratas exigieron el establecimiento legal de la jornada laboral de 8 horas. El 1 de mayo se convirtió en un día festivo nacional en muchos países. Sin embargo, ciertos países, como Estados Unidos y Canadá, optaron por celebrar el Día del Trabajo en otra fecha (como el 5 de septiembre o el primer lunes de septiembre) porque tenía más significado para ellos.

En la mayoría de los países europeos, el 1 de mayo es festivo, público o bancario, donde los trabajadores tienen medio día libre o el día completo. Ahora bien, ¿qué efecto tiene este día libre en la economía? La respuesta es: ¡depende de a quién le preguntes! El efecto es positivo en sectores de entretenimiento y servicios al cliente, ya que la gente suele celebrar este día (y otros días festivos) saliendo de compras, de viaje o a restaurantes. Actualmente, algunos países (como El Reino Unido y Nueva Zelanda) están discutiendo la adición de un nuevo día festivo en octubre para ayudar a impulsar la recuperación posterior al Covid-19 para las industrias más afectadas, siendo estas la hostelería y el turismo. Sin embargo, aún no se ha oficializado ninguna decisión, ya que la propuesta está bajo discusión. Esto debido a que, desde la perspectiva del empleador, los días libres remunerados podrían significar una carga económica importante. Los costos adicionales que enfrentarían los empleadores pueden dañar potencialmente la ya delicada situación financiera de muchas empresas. Otro feriado público pago se traduciría en pérdida de dinero y de un día completo de productividad.

Los días festivos juegan un papel importante en la economía de todos los países. Si bien representan una pérdida de productividad para los empleadores, aportan enormes beneficios financieros a otras industrias. Un estudio de la PWC en 2015 sobre el impacto de agregar un día festivo adicional en Australia encontró que los costos superan los beneficios, incluso después de contabilizar el aumento del gasto de los consumidores, la economía estaría en una pérdida de 150 millones de dólares australianos (igual a 117 millones de dólares americanos). Otro estudio de la Universidad Católica de Milán encontró que la adición de un nuevo feriado en Italia tuvo un pequeño impacto positivo, después de considerar todos los datos económicos. Lo que estas estadísticas no reflejaron fue el efecto beneficioso que tiene un día libre remunerado en la moral, los niveles de energía y el bienestar de los trabajadores. Sin duda, es un elemento muy importante para que desarrollen mejor sus actividades laborales.

Hoy en día, ciertos países como Noruega todavía celebran el 1 de mayo con discursos, marchas y fiestas organizadas por sindicatos. En otros países la gente simplemente disfruta del día libre y se reúne con amigos y familiares para compartir una deliciosa comida.

Sin importar si eliges usar este día libre para dormir, reunirte con amigos o participar en marchas, es importante recordar la historia detrás de este día y los beneficios que disfrutamos hoy en día gracias a todo lo que los trabajadores sin condiciones laborales privilegiadas hicieron en el pasado.